jueves, 27 de abril de 2017

Estrofa de poema.




...maldecí a los cielos por esa fe que nada cura,
y al demonio por su irrealidad,
pues aquí sigue mi alma sin solucionarme nada,
posiblemente, por barata...

martes, 25 de abril de 2017

Estrofita de poema.




Vaga cuan fantasma,
encogida, vacía,
al otro lado de aquel patio de mil vidas.
Son sus lágrimas agua bendita
sobre el consuelo buscado en la eternidad del descanso,
prisionero, de un cerebro que de imágenes viste recuerdos.
Al otro lado de tierra y cemento,
de oxidado hierro y fría piedra,
sigue la madre buscando por si fuera polvo de pesadilla,
lo que arranca de su lado,
la vida.


lunes, 24 de abril de 2017

Predadores.



Toda especie sin predador natural tiende a convertirse en plaga. Ahí estamos nosotros sin ir más lejos, y tal vez es por eso, que la especie necesite a tanto hideputa desalmado con el cerebro contado.


domingo, 23 de abril de 2017

San Jordi 2017 Elche.



En primer lugar quiero decir que la mayoría de estas fotos tan chulas, son de Paqui López Álvarez, fotógrafo altruista, y desinteresada protagonista en tantos y tantos eventos culturales que sin ella, tal vez no lo serían tanto al no llegar más allá de lo que llegan por su buen hacer... Qué harían pueblos, ciudades e incluso naciones enteras, sin Paquis como la nuestra, que con su cámara siempre a cuestas nos cuentan a través de sus ojos, casi todo lo que pasa en derredor nuestro. 


Por segunda vez en Elche, hoy 23 de abril de 2017, se celebraba el día de San Jordi, que también es el día del libro, y yo, que no pude estar el año pasado, debo decir que como ilicitano, me he sentido muy, muy orgulloso, y no porque me haya hinchado a vender de mis libros, no. Orgulloso por ver la respuesta de mis paisanos, que de todas las edades, no han salido a pasear y curiosear, no señores no, han salido a la calle y han comprado libros de todos los géneros ojo, deee todos. ¡Oooole! y no sólo de los más vendidos o de autores locales. A mí, sin ir más lejos, me han preguntado por Calderón de la Barca, Miguel Hernández y Antonio Machado (entre otros) repito, y disculpen mi reiteración, pero es que, "toy que no cago" que diría algún abuelo necesitado de lavativa. Ooooole. 












Como ven, el tiempo ha acompañado, y ¿el rollito? era de lo mejor, lo mejor, tanto tras de las mesas, como delante de ellas. Lo dicho, un lujo. 






Y claro que si, hemos firmado y dedicado algunos ejemplares, tanto de los que han adquirido allí mismo, como otros (siempre una pasada) que me traían ya. Pido disculpas a todos aquellos que se han ido sin que me hiciera una fotito con ellos ¡maldita sea! que tengo una cabeza gorda y lustrosa, pero... pa echarle de comer aparte. 




En esta foto que estoy en plan ¡¡Quéee pasaaa!! nada que ver con la realidad, conversaba con uno de esos muchos que se me han escapado sin la foto, un chaval majísimo (aunque no hubiera comprado uno de los míos, pensaría igual ¡ojoooo! que sus conozco. Mal pensaos)





En estas fotos, algunos de mis compis en la asociación literario cultural "Escritores en su tinta", casi todos, gente maja y hasta guapa. Y digo casi, perdona Gervasio, porque no nos engañemos, ¿majo? eres, vale, por ahi paso, ¿pero guapo?.... eh, eh. Guapo no, ¿a qué no? no vamos a mentirnos a estas alturas con la de años que te vas mirando al espejo :-) eh, ¿a que no? pos eso. 




Y aquí, porque sí o también hay que destacarlo, los tres premiados en el concurso infantil de poesía recogiendo sus premios junto organizadores del evento y claro, un par de concejales, que esto, no es cualquier cosa y la solemnidad, es la solemnidad. 





No han faltado actuaciones, recitales, y lecturas de buenos libros de amigos que ya no están, pero han dejado bien marcada su huella...muy emotivo. 





En definitiva, buenas sensaciones y como ya he comentado Ooole por mi pueblo y su gente.

sábado, 22 de abril de 2017

¡Che! ¿Y si nos vamos yendo un poco así como a la puta mierda?




No cabe, ni  en la cabeza de conocimiento contado y justo,
otro final que no pase por diñarla el día que menos te vas a pensar.
Pese a ello, somos tan sumamente gilipollas
que nos seguimos llevando mal,
cuando tan solo hay una oportunidad.

A ver quien es el listo que me dice lo contrario
viendo el mundo como esta,
lleno de gallitos mal paridos cuyo fin es asesinar,
por esa fe ridícula que hace del extremo voluntad,
y al vecino. Rival, salvaje y criminal.

¿Que me dicen del fútbol? deporte nada más,
que nos inyecta en la tripa aquello que es de todo menos imparcialidad,
dando al tonto alas para sentenciar,
al que golpea la pelota en dirección distinta
o al que con un pito hace empezar, y hace parar.

El mundo de cada uno terminara por igual, en un soplo de aire,
pero eso da igual, mientras hay vida hay esperanza,
y oído, maldad, envidia, ignorancia, y cosas a las que follar.
Así pues ¡jodamos! Jodamos al de enfrente, que morir, morirá,
pero que lo haga antes y peor... ¿consuelo de tontos? si, pero consuelo. 

Con tanto ombligo hinchado y tanta razón sin meditar,
nos seguiremos matando por aquello de adelantar
lo que sin duda, nos ha de llegar.
Porque la vida es fantástica y, la naturaleza con toda su inmensidad,
pero el hombre es idiota y da para poco más,
que aprender a sacarse los mocos con la mano que no le han de cortar.

Es posible que no se me note,
pero estoy cansado de tanta gilipollez sin depilar,
que la vergüenza me somete según madura mi edad, y en ella,
atado de pies y manos a bien solo mi lengua dejan andar,
hacia aquellos inclinados acantilados donde el fin no comienza
y la muerte viste igual, al idiota con corbata que al listo con alpargata. 

jueves, 20 de abril de 2017

Vencedores.






Tras de fieros ojos
con más pasado que pena,
y más idiotez que venas,
la cárcel de la ignorancia,
la del miedo, el desprecio,
la hombría, la tontería y oído.

Jamás existió y existirá peor destierro
que el que obliga a esconderse dentro del cuerpo.
…los chicos con los las chicas,
las chicas con las chicos…
cantaban para convencernos, una, y otra, y otra vez más,
en el patio de nuestra corta e ignorante vida.

Ver y sentir la luz sin que se oxide el aire,
sin que nadie señale, ria o machaque.
¡Libertad por fin! y esperemos sin final,
la que haga presos por su maldad,
nunca por su gusto, fe, condición,
color o sexualidad.

La ignorancia de nuestro pasado
nos hace partícipes de la verdad,
que aún niegan muchos por los cojones  
de su santísima voluntad.
Creando en torno suyo monstruos
sin escrúpulos y futuro,
que cuan analfabetos del blanco y el negro,
encuentra en su paz enemigos.

Si en algo os he ofendido
gritando os pido perdón,
pues como humano, mucho de ignorante tengo,
y si algo desprecio, es precisamente eso,
mi limitación, nunca, vuestra condición.




-Dedicado a los gays y lesbianas que no pudieron ser libres, por la incomprensión y la ignorancia de una mayoría con las luces contadas-




martes, 18 de abril de 2017

Nuevo libro de poemas, tan personal e íntimo, como maduro y sincero.


...ninguno elige ser suicida 
aunque esté al borde de la fosa...




Para hablar de un libro con sinceridad, lo ideal es ser imparcial o, como en mi caso, un descarado desalmado, según parece, dispuesto incluso a perder "amigos" a capazos. Ya que denominarse amigo es mucho más fácil que serlo, sobre todo, cuando a este lado hay un bocazas de tomo y lomo, al que si algo no agrada... pues no le agrada, lo haya escrito o pintado amigo, enemigo o el que ni fu, ni fa, que andaba por allá.

"Con hilos de soles y lunas" es el segundo libro de poemas de Susana Jiménez Palmera, una colombiana enamorada de su familia y amigos, de la tierra, la historia y lo que por pequeño, se llena de tactos y esencias.

...no sé qué haré con esta manera 
de mirar la vida 
si no me detengo en la crudeza...






Las letras de Susana, maduras, sinceras y delicadas. Forman el nido donde cada noche se aparcan y juegan los sueños. 


...ya no es el físico de unos labios
ni la órbita que ellos hacen
en la boca lo que engarza el vuelo...




Me lo he leído una vez, empiezo con la segunda y seguro lo hare una tercera, porque como ya me ocurriera con su primer libro "Sendero de latidos" con cada repaso, nuevos matices y nuevos sabores. Es un verdadero placer tener entre las manos un libro de poesía, que permita interpretar e incluso, ayude a soñar.