martes, 22 de agosto de 2017

Mi pueblo.




Soy de un pueblo, podía ser de otro, pero no,
soy de este, de este que cada dia me alumbra
y en el que recorro sus soles y sombras,
siendo el uno del otro, todo.
Ni mucho, ni poco, todo.

Aún huelen sus rincones a verano
cuando el invierno le hiere, con esos golpes mancos
y aquellos aires sordos e impertinentes.

Podía ser de otro pueblo, pero soy de ese,
donde las palmeras susurran a sus gentes,
y a todo aquel sol, y a toda aquella luna,
y a esa dama, ¡ay esa dama!
que sin estarlo las mendiga.

Apenas amanece en esta tierra mediterránea,
cuando los críos se desperezan y las mujeres abren la ventana,
para que les entre la alegría y les entre la esperanza.
A la par de aquel sol que desde tan alto se brinda,
se presenta, e infinitamente caballeroso, se inclina.

De su Arrabal a su centro,
y de este a Carrús, Altabix o el mismísimo infierno.
Soy de este pueblo, este, de verdes y azules eternos,
repleto de gentes y muerto de momentos,
que a su patrona estremecen, con ese cantado talento,
que nace en Santa María y se bate contra el tiempo.

Podía ser de cualquier otro, pero de los muchos bonitos,
de los muchos vivos, de los muchos que soñar puedo y quiero.
Soy de Elche, y no creo poder sentirme tan contento,
siendo de aquellos otros que sin ser feos,
sintiéndolo mucho, no son mi pueblo.








miércoles, 16 de agosto de 2017

Sangre, tierra y vid.




Llora la tierra bajo nuestras piernas,
la misma, que grita orgullosa
entre mis manos labriegas.

Manos… fuerza que sin pereza
hacen del alma honra
y del día, pasado, nunca tristeza.

Secanos e hileras recorren mis manos
como la sangre las venas.
Y como ellas, viejas y sabias,  
viñas de acero y piedra.

Bajo el sol, bañado por el viento
donde nace el sarmiento,
deambulo armado por el mayor de los silencios.
Con la esperanza, con el respeto,
donde enraízan estos, mis sentimientos
más claros y honestos.

Sangre, tierra y vid
de un solo pueblo y  mil cosechas.
Sueños, esperanzas y desvelos,
del caldo que entre los labios se hace cielo.

Y al hombre, a este hombre,
roba del cuerpo al alma,
esqueleto, nombre y palabras.

lunes, 14 de agosto de 2017

Fragmento de poema.



...La ignorancia de nuestro pasado
nos hace partícipes de la verdad
que aún niegan muchos por los cojones  
de su santísima voluntad.
Creando en torno suyo monstruos
sin escrúpulos y futuro,
que cuan analfabetos del blanco y el negro,
encuentra en su paz enemigos...

sábado, 12 de agosto de 2017

12 de agosto de 2017





Un año de silencio,
de mirar a todos lados.
Un año sin que los cafes sepan a lo mismo
ni las charals valgan algo.
Trescientos y pico días
sin tu talento en el centro,
donde ni las viejas calles, ni el resto de voces,
ni el olor a las mañanas... tampoco el de las noches,
hacen justicia al amargo vacío de las historias
que fueran y ya no se escuchan. 

A mi capitán del tercio viejo de las Españas,
al truán y al caballero de la pluma, el bigote y el chambergo. 

Es tantisímo lo que aún te echo de menos,
que infinito se me a hecho este primer año 
en el que para verte
he de acudir al cementerio.
Donde ya nada es lo mismo,
donde ya nada es sincero, donde ya nada,
parece recorrer mi cuerpo. 

He vuelto a leer tu libro,
aquel a título póstumo.
Mientras lo hacía me pareció escucharte
a apenas unos centímetros. 
¡Joder Manolo!
Como se te añora, y solo ha pasado un año,
un año, que no ha emborronado,
ni el recuerdo de tu mano. 

Con estas lineas no quiero celebrar este aniversario,
tan sólo, conmemorarlo,
pues es de justicia que a los grandes jamás se les olvide,
ni en el pueblo de donde son, 
ni entre la gente que les quiso y quiere. 

A la memoria de mi amigo D. Manuel Vicente Segarra Berenguer.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Sueño, y lo hago, porque quiero soñar.




Sueño, porque ya aprendí a morir.
¿Con qué libertad me preguntas?
Con la que yo siempre di.
Pues sería indigno cerrar los ojos sin
haber sabido distinguir
de toda aquella chusma,
quien sin gritar y sin pedir,
me hizo sentir y logró hacerme reír.

Sueño, porque hoy,
es lo poco que de sincero tengo
y entre los dedos atesoro.

Es posible que tenga que hacérmelo mirar,
pero también lo es que por ello,
puedo presumir y gritar
sabiendo que a nadie ofendo y a nadie miento.

No me corre el miedo por dentro
como si lo hace la vergüenza por fuera.
Soy humano, o creo serlo.
A veces, ni claro lo tengo.

Sueño amigo mío, sueño.
Ya se que es poco,
pero es mío y a nadie imploro,
cuando encierro estos ojos llorosos 
y allí adentro, 
nos quedamos tu y yo solos. 

lunes, 31 de julio de 2017

Fragmento.




...Labriego de raíces antepasadas
en el orgullo de su profunda nada,
desvanece el eco de la palabra.
Sin prisa, sin carreras diarias,
se ve y valora lo que somos ahora,
ardiente razón,
sin quemazón, sin  interior...


miércoles, 26 de julio de 2017

Fragmento.




Siento lo que siento
¿Decorarlo? No seria sentirlo.
Todo se asoma a la luz
donde quiero que mis sueños vuelen,
despierten el presente y las vidas, se llenen.
Quiero ser y sentir al humano,
luchar por la ayuda que dar se me permita,
pintar a los ojos humildes poesías que digan de mí
lo poco que fui desde lo mucho que sentí.
Eso son mis poesías, trocitos sinceros
de aquel poco, que ofrecí.







viernes, 14 de julio de 2017

Por si algún día.



Si hay olvido, es porque hubo algo, de eso, se mucho, 
porque pese ser  parco y hasta estúpido, he querido y quiero tanto, 
que ni los mares, ni la tierra, ni todas las abuelas juntas,
podrían entender si no se fuerzan en soñar 
como lo hicieran aquella vez, donde por fin, lograron volar.

En mis manos, a veces de carne otras de fresco barro, 
he notado el tiempo, la muerte y la vida. 
Y las noté tanto y tan bien, como he notado sus caricias, 
su piel, sus besos y mi próspera desidia.

Mil veces el olvido al vacio, mil veces el recuerdo al aullido,
mil veces tu vida a mi muerte, y mil, 
esa oscuridad que no me aleja de esa luz aún por parir, 
que dicen da calidez, pero no me huele a tí. 

Una historia de amor por escribir, un manantial donde beber y gritar, una voz que por siempre se hará de escuchar, 
sobre toda distancia, guerra y paz. 
Para que él, mi olvido, jamás sea un mal a ojos de la voluntad,
a la que me entrego derramado en papel, por si algún día,
alguien, nos vuelve a comprender. 

miércoles, 12 de julio de 2017

Letrillas.



Siempre habrá rincones en calma 
donde podamos llorar sin temer nada, 
para que los ojos resplandezcan de aquello que no gozan. 
Siempre habrá rincones, donde seguir gritando a la noche, 
y a la nada, y a esas palabras que amargan 
guardadas en lo hondo del alma.

martes, 11 de julio de 2017

fragmento...




Hermosa e integra,
ante mi,
de nuevo te presentas.
Fantasmagórica e inmensa
cruzas carne y recuerdo,
entrañas y sangre
de ese reflejo
que un día,
desgarro mi pecho.



viernes, 7 de julio de 2017

Vestida de alturas.





Se atascan las palabras
en la estrecha punta de un bolígrafo.
Empujan y empujan,
confundiendo con su rabia
una realidad difunta.
El dolor se hace ira… y sangra,
desde los ojos se abalanza
cruzando desiertos de piel y escama,
hasta dar con aquel abismo desnudo de ingrata distancia.



…maldecida por la viuda ira,
gritó su rostro de momentos y añejo gozo mientras caía.



En el escalofrío de la oportunidad.
Sobre el vértice de su pendiente,
brinco a ese negro espacio que se le abría debajo.
Con las manos extendidas, cerrados los ojos,
un seco grito busco aquella segura muerte,
… esa, que siempre se espera quede.
Arrasando su cuerpo de pasados sin presente,
como otra más de esas historias vulgares y corrientes,
otra, donde muere la inocente.



-La violencia de género es una de las más despreciables y deleznables lacras de nuestro tiempo, y también, terrible ejemplo de la más vulgar cobardía-






miércoles, 5 de julio de 2017

Sin matar.




Quienes esputan su verdad contra ese suelo blanco
y complaciente al que el miedo rinde
y, sobre el que el borrego se regodea.
Deberían verse con la soga al cuello y en sus manos nada,
para que, sintieran que verdades son tantas como vidas y cómo caras.

Toda razón es única y toda razón es malvada,
si con ella va la fuerza y con esta la protagonista ignorancia,
que nos hacen más que persona alimaña de dos patas.
Y de la sangre, agua que constante se derrama.

Quienes gritan, chillan o, llámalo como quieras,
contra aquellos otros que ya no se atreven de decir nada,
deberían padecer el tormento perpetuo de la pena,
en lugar del cómodo infierno al que van a parar los afortunados de la careta.

Y allí, rendidos pese no tener sus manos en alto,
allí donde se agolpan cuan ganado triste y mamarracho,
el pueblo conocedor de su victoria, debería sentir por fin el latir de la libertad,
qué, lejos aún de su verdad, se nos vende como paradigma de la vieja política.

Y allí, aquel pueblo rendido por el pesimismo,
al igual un día abre sus ojos y da dos hostias bien das,
al marrano que siga esputando su única verdad, 
como salvación para todos, los que estuvieron y están, 
como si las culpas fueran otras y los inocentes sin moral,
nacieran para morir. ¡Ojo! sin matar. 

jueves, 29 de junio de 2017



Mi problema no es si soy mejor o peor persona,
si soy más o menos serio o, de izquierda, derecha o centro.
Mi problema, como el vuestro, es el tiempo,
ese que madura y siempre nos caduca,
el que siempre tarde, a veces nunca, nos abre los ojos y alumbra.

miércoles, 28 de junio de 2017

Estrofa de poema.




...Inviernos, primaveras,
veranos y otoños,
uno tras otro,
invariables y respetuosos,
desfilan sobre el brillo emocionado de mis pupilas,
mudo de envidias, optimista de esto llamado vida,
continuo esos paseos bajo sol y frente la luna.
Donde, sin la paciencia de otros,  
hago tristes esbozos...



viernes, 16 de junio de 2017

Aquellos maravillosos años.





Tan pequeño era aquel corazón,
que, sin lugar a la oportunidad,
se llenó de final.

Entre los dedos sus ojos y largo cabello
pasaron sin rozar la abierta mano,
para cuán traidor hambriento,
quedar enredado en eternos sueños.

Cuando aún no sabes qué es aquello que,
sin tenerlo duele. Cuando sólo sabes que,
es ella lo que te da el aire.
Cuando gritar y abrazar te pide la carne
sin que ella te sienta alguien,
no es llorar lo que alivia, ni rezar lo que ayuda.
Ni es morir aunque quisieras, lo que apremia.

Maldita pubertad y malditos los amores,
que, sin saber aún canalizar,
te llenan de tanta angustia,
que sin saber por dónde empezar,
te ahogan con la pena y la desdicha
hasta aquel lejano día donde por fin,
olvidas quien fue y será,
la que pasó por delante un día sin más,
para cuan puñal afilado y sin aparente final,
atravesarte la carne en canal.

Y aquella chiquilla, hoy, mujer ya,
la vi cruzar por la orilla,
y, su pasado en presente volvió a nacer,
con aquella tanta fuerza con la que se fue,
llenando a este que la mira de nostalgias que nadie ve.

Que buenos los recuerdos dormidos de ese dolor fiel,
que, hacen al hombre de nuevo crio y, a sus sueños,
dan olor a la mujer, que, antes de ello fuera niña
y, antes de niña, el ser divino que me subió a los infinitos,
cuando, con una edad que no pasaba,
cada día  nos cruzabamos sin que se movieran sus labios,
sin que se giraran nuestras cabezas, sin que ninguno se dijera. 

Presentación y homenaje.

El pasado 15 de junio de 2017, a poco menos de dos meses del primer aniversario de la muerte de mi amigo y genial baluarte de la cultura ilicitana. D. Manuel Vicente de Segarra y Berenguer, tuvo lugar la presentación a título póstumo de su libro "Cajas de guerra" de editorial ECU, cerrando así la trilogía que empezó con "Acero del rey" y, siguió con "Cruces de seda". 

Este libro ha podido ver la luz gracias a la paliza de horas y vista, porque vaya letricaaa... que se ha dado la gran Rosa Dengra, cuñada del susodicho. Ya que, sólo a ti Manolo, se te ocurre en estos tiempos escribir a pluma y hasta en servilletas de cafeterías, eso si, limpias. Y claro, lo de llevar cinco frentes abiertos para una misma novela, también complicó las cosas, también, y es que, digas lo que digas allá donde estés, un poco cabroncete ¿si, no?


Como ya comente en la presentación, me siento afortunado de haber leído este libro, y no solo por su calidad, pues es, junto los otros que forman la trilogía, de esos que, mientras los lees, logran desconectarte de este mundo insulso y deprimente que pisamos cada día. Para, de aventura en aventura y con un humor encantador, de lujo me atrevería a decir, hacerte pasar uno de esos ratitos tan buenos, que, siempre están contados. No, no sólo me siento afortunado por eso, también, por verlo terminado y al alcance de cualquiera que quiera leerlo, sabiendo como sé, todas las ilusiones, frustraciones y trabajo, que, hay detrás de él. Me gusta pensar que Manolo, en algún lugar, esta al corriente de todo esto, porque si de algo estaba orgulloso Manolo, tal cual confesó a uno de sus hermanos, era de sus libros. 

De capa y espada, de sopapos a palma abierta, bravuconadas, amoríos de taberna, y risas, muchas e inteligentes risas. Estas tres novelas son para mí, casi ese tesoro que, cuando me encuentro decaído, me logran sacar de allá abajo. Y conste, no son de autoayuda, son infinitamente mejor que eso. 

Al acto, aparte de la familia, amigos de todas las etapas de su vida, compañeros de trabajo, teatro y letras, acudieron representantes de los excelentísimos ayuntamientos de Elche y Aspe, a los que desde aquí, quiero agradecer su presencia, y como no, la primicia de que, el bibliobús de Elche, llevará el nombre de mi amigo y escritor.





Como ves Manolo, la gente estaba en todo, y aquí, junto tu libro, tienes tu café con tu vasito de agua...¡Acho! hasta Suny le puso un cigarrito para que no faltara de ná. Y, como no, junto a todo eso que tanto te gustaba, el Ram d`Or concedido por el excelentísimo ayuntamiento de Elche a título póstumo, a toda una trayectoria cultural digna de este galardón y, puede que, hasta de algo más. ¡Vamos! para tener queja, si hasta para la portada contaron con el artista Francis Morell, quien, a modo de caricatura tuya, puso en época la novela. 

Si pincha en la pregunta... verá usted.¿Quién es Manolo?


Hubieron palabras con más o menos grado de emoción, pero todas, sentidas, sinceras, y con añoranza. Se quedó mucha gente fuera, pues el aforo, es el aforo Manolo. No teee cabrees... que para esa gente precisamente, estoy haciendo lo que hago aqui en mi blog.



Tras las emotivas intervenciones y mis nervios, ya sabes que, eso de hablar para la gente fuera de charlas de sobremesa, pues como que no es lo mío. ¡Coño! si hasta vi a más de uno echarse las manos a la cabeza cuando me vio allí plantado, y sin papelito para leer ojo. Si tío si, me engancharon con la excusa de haberte hecho el prólogo... por lo visto, es lo que conlleva ese honor. Y oye, que no, no estoy por la labor de repetirlo, pero creo, pese hacerlo como el culo, que, valió la pena. 




Tras las palabras, las lágrimas, las nostalgias. Se pasó a una de esas representaciones, ya sabes, de las que te tanto de gustaban, de capa, de espada, de amores de taberna y sopapos a mano llena...



Pese al calor, porque se pasó calor, de allí no se movió nadie hasta el final. Amigo y querido Manolo, que buen ratico pasarias si viste aquello, porque me da a mi, que lo viste, y seguro, también te echaste unas risas ¡mamonazo! viendo como algunos tragamos saliva. 



Mira si no, que cara me han cogido aquí, si parece que me ha dado un aire...jajaja si, ríe cabrón ríe, que, dudo me vuelvas a ver en una guisa similar a esta, por lo menos, subido ahí arriba. Pero bueno, tó sea por mi Manolico, por mi chaval, por el chiquillo, que es y era como yo, de manera cariñosa (no confundir con amanerada), lo llamaba. 

Estés donde estés, gracias D. Manuel Vicente de Segarra y Berenguer. Por tu amistad, charlas, consejos, risas y confidencias. Y, si alguien de los que lea esto, nunca lo ha leído, háganme caso, aunque sea un vez en la vida. Leanlo, que disfrutar como se disfruta haciéndolo, no es algo que esté al alcance de uno a diario. 

Video completo del acto.

sábado, 10 de junio de 2017

La comunidad... tarararararaaaa

     

Erase que se era, una comunidad bastante nueva, y como en todas cuando se empieza, se votó a un presidente, a un vice presi y se contrató a un administrador de fincas. Con sus más y sus menos, porque todo comienzo tiene su miga, la comunidad salía adelante como mejor sabía. Los vecinos aún no nos conocíamos como para saber de qué pie... cada uno... al segundo año ya habian voces que se alzaban contra el administrador, porque según estos, la comunidad andaba en números rojos por culpa de aquel señor, nunca, por esos vecinos que pagan cuando pagan, y sólo, si les sale de los huevos. A la cabeza de aquellas voces andaba esa vecina, Dña. Cizañas la llamaría, que a mí, sin conocerme de nada, me puso a parir en poco menos de diez minutos a todos y cada uno de los vecinos, tal cual entiendo, me pondría a parir a mí cuando hablar con el resto. 
   Este tipo de demoníacas criaturas son tan dañinas como descerebradas. ¡A mí qué coño me importa si la del cuarto no sé qué, se la come a uno del super no se cuantos y, su marido no sabe ná! pues da igual, por lo visto, lo tenia que saber. 
       La gente de personalidad limitada, ya saben, la que prefiere callar a enfrentarse, fue echándose a un lado y terminaron por dejar de acudir a las reuniones, y así, desde la sombra y sin que apareciera en la orden del día. Aquel purgatorio con patas, estúpido y mentiroso. Llegó a la presidencia ¡ojo! y con ello, ahorrandose de pagar ciertas cuotas que el resto, presi o no, siempre pagaban. La comunidad de propietarios pasó a ser el cortijo de la doña, que hacía y deshacía al gusto, porque ya se encargó ella de contratar a una administradora, que con tal de llevarse su sueldo mensual, se pasaba por el forro y/o coño, la ley de la propiedad horizontal. Así, administradora y presidenta, hacian y deshacian al gusto aprobando sandeces a tutiplén sin que primero se hubieran propuesto en la orden del día de la reunión en cuestión.
        Un sector de la comunidad, entre ellos afines iniciales a su causa, empezó a estar un poquito hasta los huevos cuando la comunidad gastaba más que recogía y no solo por los morosos, que tambien, tambien los habia. Por fin se decidió mandar a tomar por culo con viento más o menos fresco a la administradora de fincas y a la presidenta. Con la llegada de la nueva administradora ¡Válgame Dios! salen las cuentas de aquel primer administrador que según las voces encabezadas por ya saben quien, robaba a la comunidad. Las cuentas que no salían por ningun lado, eran las de la era cortijo. Recibos sin iva que no se sabía de quién eran y por qué, había para hacer una buena hoguera, y la administradora, sólo decía, que eso, era cosa de la presidenta, porque por lo visto, ella, como profesional contratada para que las cosas se hicieran tal cual recoge una ley, no tenía culpa de nada. ¡Menúa jeta! la comunidad andaba en números rojos, tanto, que hasta peligraba el uso de los ascensores, la ex presi desapareció, no se la oía ni respirar, y mira, que le tenia que joder eso. Se valoró ahorrar cambiando proveedores, y fue entonces cuando salió a la luz, la anterior administradora, aparte de su sueldo, cobraba comisión a los proveedores, encareciendo a sus clientes el trabajo final. ¿Hija puta?... se quedan cortos. 
     Casi dos años después y gracias a el trabajo encomiable realizado por la nueva administradora y la responsabilidad de los nuevos cargos desempeñados por los vecinos (que no cobraban por ello), la comunidad, sin despilfarros ni lujos, fue asomando la cabeza. El tiempo, dicen, todo lo cura, y debe ser así, porque ahora que todo parece empezar a querer ir bien, vuelven las voces descerebradas y cizañeras de esa vecina y el que dicen, es el calzonazos de su marido, para recuperar aquel que fuera su cortijo. Cruzo los dedos para que el que fuera su grupito y ya se desengaño, tenga la personalidad y el sesera mínima, para mandarla a la mierda.  
       Nunca he lanzado una maldición, no se como se hace eso, y si es en verdad efectivo, pero, por intentarlo. Mallll dolor de vientre te de ca vez que tan solo pienses en los vecinos o tu comunidad, y que en 360º, y así, como pulverizada, te salga la mierda a intervalos de minuto largo y en un par de veces continuadas. Ojooo, ojo, eso, solo con pensarlo, si llegas hablar, el intervalo que sea de seis minutos y en tres veces seguidas, a ver si así, deshidratada, por fin descansamos de memeces. 
     

jueves, 8 de junio de 2017

¿Justicia?




Ciega la pinta la historia.
Como tantas y tantas,
otra de aquellas repelentes mentiras.
Existiendo como existe desde el principio,
el sentido común, la coherencia, la razón y la lógica.
Ciega, la hace el hombre.


Ciega  por y para
justificar intereses.
Moldeada al gusto y
personalizada al capricho,
para que la espada con la que castiga a unos
no sea más que el mondadientes de otros
cuyo pecado tan sólo diste en el bolsillo o en el apellido.


Ciega, sorda y, hasta manca y muda,
es la señora que se encumbrada sobre lo más alto
para guardar las espaldas de cuatro,
pasen los años que pasen, manden los unos u lo hagan los otros.
Justicia es algo que entendemos y no sufrimos
quienes no pecamos y, aun así,
nos llevamos los palos.




domingo, 4 de junio de 2017

Otra de esas tardes por el centro comercial.




 Los odio, si, los odio, pero a la mujer y a las crias, les encanta, y como había partido, nada más y nada menos que la final de la champions y, quería que me dejaran verlo en paz, me levanté temprano de la siesta y las lleve a devolver no se que leches y a comprar no se que cafés. Mientras ellas romanceaban arriba ya abajo, en algunas tiendas hasta cerca de la hora. Yo, como es habitual, buscaba donde sentarme y me limitaba a esperar. Como yo, mogollón de papis, novios y/o jóvenes maridos. La mayoría andaban con sus móviles, a mí me gusta más observar, porque si algo bueno puedes encontrarte en un centro comercial, son bombones de esos que van diciendo, cómeme. Vale, que sí, que no me lo dicen a mí, ¿pero decirlo? lo dicen, y ya es cuestión de la capacidad de cada uno a imaginar. 
     Observando, por lo normal a chavales, aunque también se cuela cada uno y una, sin duda del tipo "me he separado y ahora soy o voy, de un moderno de la ostia". Se pasa el ratico de lo más entretenido. A ver, tenía claro que hasta las ocho y media no podía meter a la familia ninguna prisa. Con media hora tenía para llegar a casa, ponerme al día de las alineaciones y sacarme una cerveza con frutos secos, puede, si la mujer salía de la compra contenta, que, hasta me preparara un tomatico trinchado con un diente de ajo. A ella le sale mejor que a mí, y eso que, el tomate, el ajo, la sal y el aceite, son los mismos. Cosas de la vida que, están, pero nadie comprende. 
     Mirando a una chaval me cague en la puta para muy adentro. llevaba un pantalón vaquero negro cuyo camal le quedaba un palmo bien largo sobre el tobillo, ese trozo sin pantalón lo cubría, pese un calor que hacía de mil demonios, con un calcetín blanco bastante gordo. Para mí, iba mataico, pero el tío iba la mar de contento, y si, me consta que cada uno es libre de ir como le salga de los huevos. ¡Claro! como también somos todos libres de pensar lo que de ahí mismo, a bien nos tenga a salir, y por eso mismito, pensaba yo lo de que el chaval iba mataico, que queda mucho mejor que ridiculo. Es tremenda la falta de personalidad de la peña, cualquier capullo que aparezca en la tele disfrazado, crea tendencia, porque aquel chaval iba clavado a uno que sale en un programa de la tele. Poco después, uno de esos cosió a gimnasio, se paró hablar con el chaval de la parejita que tenía sentada al lado. Estos tíos,  los musculados muy por encima de la media natural, cuando ven a alguien que les conoce o les mira, aún se tensan más para aparentar estar más cuadrados de lo que ya están. Hasta entonces nunca había caído en la cuenta, la novia del chaval al que el cachas saludo, cuando este siguió con su camino, dijo al novio. -Que cosa más fea por Dios-, y no se refería a su cara, si no al contexto general. Lo que son las cosas, el otro se fue, casi que con toda seguridad, pensando haber impresionado a la novia de su colega, y en cambio, a esta, sólo le faltaba dar alguna arcada para dejar claro que no, no le gustaba. El novio, también colombiano, explicó a la moza que el tío estaba muy fuerte, y ella insistió. -Si, si fuerte esta, pero feo, como él solo-, en ese momento caí, la verdad es que esos cuerpos son tan antinaturales como las cejas que se dejan algunos o las mamellas que se colocan algunas. Que sí, vale, hay gusto y público para todo, pero es antinatural que coño. Seguro que a cualquier bicho de la fauna animal, si le obligarán hacer a diario ciertas tablas de ejercicios y les pusieran ciertas dietas, se pondrían cachas, obviamente, dentro de sus posibilidades. Se imaginan a un caniche culturista, o a un canario. ¿Que asco verdad?, en fin, para gustos, colores.
     En fin, los centros comerciales, ese gran zoologico de una  sola especie.