miércoles, 12 de julio de 2017

Letrillas.



Siempre habrá rincones en calma 
donde podamos llorar sin temer nada, 
para que los ojos resplandezcan de aquello que no gozan. 
Siempre habrá rincones, donde seguir gritando a la noche, 
y a la nada, y a esas palabras que amargan 
guardadas en lo hondo del alma.